Este sitio web de noticias News Economía ha sido incorporado a la nueva plataforma digital NEWS ESPAÑA, que está en periodo de pruebas, aunque ya se puede visitar haciendo clik en este enlace ECONOMÍA NEWS. La nueva plataforma se pondrá en funcionamiento en unos pocos días

lunes, 28 de noviembre de 2011

El BCE comprará deuda a gran escala si hay un pacto fiscal

Según el diario alemán Die Welt am Sonntag, Merkel y Sarkozy lo avalarán bajo un nuevo acuerdo de estabilidad

EFE / BERLÍN El nuevo pacto de estabilidad del euro que negocian Berlín y París allanará el camino para que el Banco Central Europeo (BCE) compre deuda de forma masiva, algo a lo que hasta ahora se había negado la canciller alemana, Angela Merkel, según informa este domingo el periódico alemán Die Welt am Sonntag.


El diario, que cita fuentes gubernamentales, amplía las informaciones al respecto publicadas el sábado por el rotativo germano Bild.

Los suscriptores del nuevo pacto, que sería un acuerdo entre países individuales y no un tratado que los Veintisiete tendrían que ratificar, obligaría a un estricto control de los déficit nacionales y sancionaría una supervisión presupuestaria supranacional.

"Así demostrarán su determinación para atajar el problema de la deuda rápida y comprensivamente", señala la publicación.

A cambio, los firmantes contarían con la ayuda permanente del BCE que, manteniendo su independencia pero dispuesto a apoyar a los países comprometidos con la consolidación fiscal, actuaría de forma contundente en los mercados de deuda para mantener bajos los tipos de interés de sus bonos soberanos.

"Después de estas medidas (de ajuste), debería haber una mayoría dentro del BCE lista para realizar intervenciones más contundentes en los mercados de capital", señaló al periódico una fuente del Gobierno alemán.

Al parecer, la autoridad monetaria europea ya ha sido sondeada sobre su posición con respecto a este nuevo pacto que negocian en secreto los Gobiernos de Francia y Alemania y que, pese a la difusión en medios germanos, no ha sido confirmado oficialmente.

En este sentido, un miembro del BCE sin identificar agregó al Die Welt am Sonntag"que "si los políticos tienen problemas mientras realizan un paso verdaderamente comprensivo, entonces el BCE entrará en juego y ayudará".

Berlín y París podrían empezar a difundir los detalles del nuevo pacto -que crearía un "club de los supereuropeos" o una "coalición de los ahorradores", según el periódico alemán- la semana que viene y desvelarlo al completo en la cumbre de líderes de la UE del próximo 9 de diciembre en Bruselas.

Las razones de Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para promover este nuevo acuerdo -que de alguna forma puentea a la Comisión Europea (CE)- son la necesidad de actuar con rapidez y la de evitar los bloqueos de países particulares.

Las fuentes consultadas por el rotativo alemán señalaron que una reforma de los tratados europeos tardaría al menos un año en entrar en vigor, cuando esta nueva vía podría estar lista para enero o febrero de 2012.

Si este pacto de estabilidad se tramitase por la vía comunitaria en lugar de como acuerdo entre países podría embarrancar con que uno de los Veintisiete -aunque no esté en la Unión Económica y Monetaria (UEM)- se negase a ratificarlo.

"Alemania y Francia no están dispuestas a esperar a una unanimidad de todos los países de la UE", apunta la publicación, que recuerda el nerviosismo instalado en los mercados y los crecientes problemas de países como España e Italia, pero también Francia y Alemania, para colocar sus bonos.

Además, con este paso se pueden anular las reticencias de algunos países a comprometerse más efectivamente con la consolidación fiscal y con la integración fiscal europea, una necesidad según Merkel y Sarkozy.

Entre los países que hasta el momento se han mostrado más críticos con la posibilidad de una mayor cohesión fiscal en la UE destaca el Reino Unido.

La canciller alemana parece haber dado su brazo a torcer con respecto al papel del BCE debido al incremento de la presión del resto de socios de la eurozona y de otros países como el Reino Unido y Estados Unidos, y a su oposición a la otra posible salida a la crisis: los eurobonos.

No hay comentarios: