Este sitio web de noticias News Economía ha sido incorporado a la nueva plataforma digital NEWS ESPAÑA, que está en periodo de pruebas, aunque ya se puede visitar haciendo clik en este enlace ECONOMÍA NEWS. La nueva plataforma se pondrá en funcionamiento en unos pocos días

viernes, 20 de agosto de 2010

La prórroga de la ayuda de 426 euros beneficiará a 219.000 personas y costará 420 millones al Estado

En un año de vigencia, la han recibido 615.571 parados de larga duración
De ellos, 189.000 ha encontrado un empleo, el 30,7%
Trabajo presentará un informe en septiembre sobre políticas activas de empleo
El objetivo es vincular las prestaciones a la formación, incluso con sanciones
DANIEL FLORES - MADRID 20.08.2010 - 14:27h / Radio Televisión Española
El Consejo de Ministros ha aprobado una nueva prórroga, la segunda, de la ayuda de 426 euros para los parados de larga duración, que estará vigente hasta el próximo 15 de febrero de 2011 y de la que se beneficiarán 219.000 personas, con un coste para el Estado de 420 millones de euros.
Si se divide entre los seis meses que se concederá la prestación, el coste mensual asciende a unos 70 millones de euros al mes, lo que representa en torno al 2,5% de los aproximadamente 2.750 millones de euros que el Ejecutivo gasta cada mes en prestaciones por desempleo, si bien en esta segunda prórroga se han limitado los posibles beneficiarios en función de la edad, ya que deben menores de 30 años, mayores de 45 años o de esa franja de edad con cargas familiares.
Precisamente, esa última condición -entre 35 y 45 años deben tener cargas familiares para recibir la ayuda- ha llevado a UGT a criticar al Gobierno.
Críticas de UGT
Aunque, en un primer momento, el sindicato valoró la prórroga de la ayuda, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha matizado ese apoyo, ya que lo aprobado por el Consejo de Ministros restringe el número de beneficiarios en torno a un 25%.
En opinión de Ferrer, "lo que hay detrás" de esta cuestión es que el Ministerio de Economía pretende reducir el gasto social mediante la reducción de la protección al desempleo. "El gran objetivo es reducir el subsidio de desempleo", ha insistido.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha recordado que desde que se puso en marcha este subsidio, hace ahora un año, se han beneficiado 615.571 parados de larga duración, de los cuales 189.000 (el 30,7% de los beneficiados) encontró trabajo.
En este sentido, Corbacho ha destacado no sólo la protección que este subsidio ofrece a quienes han agotado la prestación ordinaria por desempleo, sino su vinculación con las políticas activas de empleo, ya que exige a quienes lo perciben el seguimiento de itinerarios de formación laboral.
Vincular las prestaciones a la formación
Por ello, el ministro ha avanzado que su departamento está elaborando un informe "en profundidad" sobre la vinculación de las políticas pasivas de empleo -las referidas a la cobertura mediante subsidios- y las políticas activas de empleo -destinadas a la búsqueda de trabajo para los parados-, que se presentará en septiembre.
El titular de Trabajo ha comentado que la política de empleo no debe centrarse únicamente en la protección, sino también "en la reincorporación en el mercado laboral". Asimismo, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha subrayado que el informe estudiará la introducción de "mecanismos más incentivadores" en los subsidios de empleo.
El propio Corbacho ya defendió recientemente, en una entrevista en Radio Nacional, la necesidad de reformar el sistema de protección social por desempleo una vez se supere la crisis, planteando la posibilidad de retirar la prestación a los parados que rechacen ofertas de empleo y que no quieran seguir itinerarios formativos asesorados por los servicios públicos de empleo.
Este viernes, Corbacho ha insisitido en que el objetivo del Gobierno es impulsar las políticas activas de empleo, por lo que ha insistido en que se estudiará la posibilidad de retirar la prestación "cuando haya una negativa expresa a seguir un itinerario de formación".
La mayoría de los perceptores, entre 25 y 40 años
El Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (Prodi) ofrece a lo parados que hayan agotado el subsidio por desmepleo una prestación que equivale al 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que en 2009 fue de 420 euros y en 2010 asciende a 426 euros.Entre los requisitos para recibir la ayuda figuran tener menos de 65 años, estar inscrito como demandante de empleo y comprometerse a participar en un itinerario activo de inserción laboral o carecer de ingresos propios superiores a 474,98 euros mensuales en 2010.
La solicitud del subsidio debe presentarse, desde el pasado 16 de agosto, dentro de los 60 días hábiles siguientes al agotamiento de la prestación o el subsidio por desempleo y en ningún caso podrán solcitarla quienes ya la hayan cobrado con anterioridad.Según los datos ofrecidos por Corbacho, en julio cobraban la ayuda unas 300.000 personas, de las más de 615.000 que han tenido acceso a la prestación desde quje se implantó hace un año. El 57% de los perceptores han sido hombres, por un 43% de mujeres, y, en cuanto a la franja de edad, el 57% tenía entre 25 y 40 años.

No hay comentarios: