Este sitio web de noticias News Economía ha sido incorporado a la nueva plataforma digital NEWS ESPAÑA, que está en periodo de pruebas, aunque ya se puede visitar haciendo clik en este enlace ECONOMÍA NEWS. La nueva plataforma se pondrá en funcionamiento en unos pocos días

miércoles, 12 de mayo de 2010

CAM mira a otras cuatro cajas después de fracasar su intento de fusión con Cajamurcia

Caja Madrid y Bancaja, sobre todo, y Caixa Catalunya y Caixa Galicia son las nuevas opciones de Caja Mediterráneo
12.05.10 - 01:27 -
M. BUITRAGO / J. MOLLEJO MURCIA. / la Verdad
Caja Mediterráneo (CAM) piensa abrir conversaciones con otras cuatro cajas para alcanzar posibles alianzas, después de que hayan fracasado las negociaciones que se han mantenido en los últimos días para fusionarse con Cajamurcia. En palabras del presidente Ramón Luis Valcárcel, ha sido una «coyuntura histórica» que no ha fraguado, pese a que las conversaciones habían llegado a un punto próximo al acuerdo total. Después de esto, el presidente y el director general de CAM, Modesto Crespo y Roberto López, respectivamente, pusieron ayer sobre la mesa del Consejo de Administración las condiciones para integrarse con otras entidades, entre las que figuran Caja Madrid, Bancaja, Caixa Catalunya y varias cajas gallegas, pese a que ayer se fusionaron Caixa Galicia y Caixa Nova.
El Consejo de Administración reunido por la tarde en Alicante se centró en analizar la fallida operación con Cajamurcia, toda vez que este órgano fue convocado la semana pasada precisamente con la finalidad de rubricar un acuerdo que estaba al alcance de la mano y que se rompió a última hora. En lugar de eso, el Consejo asistió al relato de esta oportunidad perdida para aquellos que se afanaron en ella. Los responsables del fracaso son diferentes según se enfoque desde Murcia o Alicante, como ha podido saber 'La Verdad'.
¿Sin marcha atrás?
Modesto Crespo y Roberto López señalaron que el acuerdo con Cajamurcia estaba prácticamente cerrado después de unos intensos días de negociaciones, y que se había llegado al punto de comunicarlo al Banco de España. A última hora se rompió el pacto por cuestiones que CAM considera «menores» y que tienen relación con la duración del mandato presidencial durante el periodo de transición. La presidencia iba a recaer en Carlos Egea, presidente de Cajamurcia, y la nueva entidad tendría su sede social en Murcia, mientras que en Alicante existiría una sede operativa. Se había acordado igualmente la paridad de miembros dentro del Consejo de Administración. Si desde el lado alicantino la responsabilidad de la ruptura se atribuye a Murcia, del lado murciano se señala lo contrario, apuntando directamente a la Generalitat Valenciana y a la falta de garantías para pilotar el proceso.
Inquietud de los trabajadores
La conclusión que lanzaron los principales actores es que no se volverán a retomar las negociaciones CAM-Cajamurcia, y que no hay marcha atrás. Esta opinión la comparte también el presidente Valcárcel, que ha tenido un papel relevante en los últimos días dentro de las funciones políticas que le corresponden para acercar a las dos cajas. La agencia Efe informó, no obstante, de que la caja alicantina espera que Cajamurcia olvide su posible alianza-SIP con otras entidades e intensifique las negociaciones para funcionarse con CAM. No arrojan la toalla, según estas fuentes.
En la reunión se escucharon voces de que CAM puede seguir sola y sin prisas, y no hubo un lamento general sobre la oportunidad perdida con Cajamurcia, según pudo saber esta Redacción. Algunos directivos, sin embargo, consideraron «una pena» que no se haya llegado a buen puerto.
La inquietud creció ayer entre los trabajadores de ambas entidades porque muchos consideran que una fusión habría tenido repercusiones directas en el número de empleos y de oficinas, ya que ambas cajas se solapan en muchas zonas, principalmente en la Vega Baja de Alicante
Desde ahora, Caja Mediterráneo, que es la cuarta entidad del país en activos, «está abierta a otras posibilidades», principalmente enfocadas hacia Caja Madrid, Bancaja y otras entidades de su mismo tamaño, como Caixa Catalunya y Caixa Galicia, en el quinto y sexto lugar del ránking. Caja Mediterráneo es la única española que cotiza en bolsa a través de cuotas participativas.
Evitar a Caja Madrid
Precisamente la unión con Cajamurcia -que inicialmente se barajó como una fusión fría (SIP)- se había buscado para evitar que CAM tuviera que barajar otras opciones fuera de su territorio natural, como Caja Madrid, habida cuenta de que el gobernador del Banco de España y los nuevos directivos de la caja madrileña han apuntado a este matrimonio, que habría tenido grandes repercusiones en el mapa financiera nacional, ya que la entidad resultante se habría puesto casi a la altura de La Caixa. La unión con Cajamurcia ha sido, desde el principio, la más deseada por sus promotores, toda vez que el verano pasado se produjo otro intento que tampoco fraguó.
Nuevas exigencias
En la reunión del viernes entre Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy se dio el pistoletazo de salida para reestructurar el mapa de las cajas, al tiempo que el Banco de España sigue lanzando mensajes de que el tiempo se acaba para cerrar alianzas.
El comunicado oficial de CAM señala que en la reunión se abordó el proceso de reordenación del sector y que la entidad está preparada para competir y aprovechar las oportunidades que surjan. Los criterios para futuras integraciones parecen un mensaje lanzado directamente a Rodrigo Rato y a Caja Madrid, que es la entidad con más aspiraciones de controlar a la caja del Sureste. La opción de Caja Madrid no se mencionó durante la reunión, aunque estaba en la cabeza de muchos de sus miembros.
Entre los requisitos para cualquier unión, expuestos por Roberto López, figuran la racionalidad económica y la mejora de la capacidad competitiva, así como potenciar el acceso preferente a la financiación de los mercados mayoristas y la actividad empresarial en los territorios en los que esté presente. El factor territorial es vital para CAM, de tal forma que en un eventual proceso de unión con otra entidad será clave el mantenimiento de la actividad social. Por último, señala que se debe mantener en el futuro la apuesta por el desarrollo económico de los territorios en los que está presente. CAM obtuvo el año pasado un beneficio neto de 203,4 millones de euros y cerró el ejercicio con 3,3 millones de clientes.
LAS CONDICIONES
1.CAM es una entidad líder, dentro de las llamadas a transformar el sector financiero.
2.Cualquier operación de integración debe mejorar su capacidad competitiva y el acceso preferente a la financiación de los mercados mayoristas.
3.Garantizar mejores estándares de calidad y servicio a los clientes y potenciar la actividad empresarial en los territorios en los que está presente.
4.Debe ser clave el mantenimiento de la actividad social, por fidelidad a sus principios y a los beneficiarios de la Obra Social.

No hay comentarios: