Este sitio web de noticias News Economía ha sido incorporado a la nueva plataforma digital NEWS ESPAÑA, que está en periodo de pruebas, aunque ya se puede visitar haciendo clik en este enlace ECONOMÍA NEWS. La nueva plataforma se pondrá en funcionamiento en unos pocos días

martes, 12 de enero de 2010

"Lo que más le falta a China para ser el líder económico mundial es mentalidad"

D.YAGÜE. 12.01.2010 - 13.09 h/ 20 minutos.es
China ha sido la primera potencia económica en superar, al menos de momento, la crisis financiera internacional. Para muchos este hecho significa otro peldaño más en la escalada del gigante asiático hacia el objetivo de convertirse en la superpotencia económica del siglo XXI.
Para hablar de estos asuntos, 20minutos.es ha entrevistado a Wu Xiaobo, periodista de la agencia Xinhua y colaborador de The Financial Times, que recientemente ha publicado en España La China emergente. La transformación del gigante asiático desde dentro (Ed. Kailas).
¿China ha sufrido la crisis?
En marzo de 2009, muchos creían que los más de treinta años de crecimiento económico continuado (en una búsqueda constante desde el sistema económico comunista centralizado a un cada vez más evidente capitalismo de mercado particular chino) terminaría con esta tendencia. En el primer trimestre de ese año, la economía china creció sólo un 6,1%, su peor dato en 17 años.
China ha sido la primera potencia en salir de la crisis y seguir creciendo"A principios del año pasado, pronostiqué que China sería el primer país que saldría de la crisis financiera", sentencia Xiaobo con la seguridad de quien acertó. En septiembre, el crecimiento era ya de un 8,9%,
Algunos analistas piensan que la crisis ha sido como un "hipo" pasajero para el gigante asiático, pero "al contrario, China podría ser el país más afectado, porque tiene una economía muy orientada al comercio exterior, es decir, que el crecimiento de su economía depende mucho de la exportación", explica este periodista. Y por ello, por primera vez en mucho tiempo el Gobierno intenta girar la tendencia hacia el consumo interno.
Problemas conocidos: burbuja inmobiliaria y paro
Una prueba de que China ha sufrido la crisis, la ofrece su paro. El famoso "made in china" ha convertido al país asiático en una especie de fábrica del mundo. Con la crisis y la bajada del consumo mundial, muchas fábricas chinas se han visto obligadas a cerrar. Algunas fuentes calculaban que el cierre de estas fabricas, sumadas a otras 600.000 pymes que desaparecieron, han provocado 40 millones de parados.
El bajón del consumo internacional provocó el cierre de grandes fábricas y 600.000 pymes chinasEl otro gran problema que sufre China en la actualidad es otra vieja conocida en España: la burbuja inmobiliaria. En un país con una extensión de más de 9,5 millones de kilómetros cuadrados (el cuarto país en extensión del mundo) y una población de más 1.300 millones de personas (el más habitado del mundo) muchos debieron pensar que el inmobiliario era un buen negocio, incluyendo el Gobierno. "China ha venido soportando la presión de la burbuja inmobiliaria, situación que se ha agravado por el gigantesco plan de estimulación económica del Gobierno, especialmente en la segunda mitad del año 2009", explica Xiaobo.
Ese plan ha provocado tantos excesos que, recientemente, el Gobierno ha querido limitar la concesión de créditos inmobiliarios, demostrando que la posibilidad de que la burbuja podría explotar es muy real. China es uno de los países más caros del mundo, donde el precio de la vivienda ha subido en un sólo año un 66% en Pekín y un 68% en Shangai.
El camino hacia ser superpotencia
Antes de que la actual crisis explotara, la revista The Economist ilustró su portada de mayo de 2007 con un simbólico oso panda que escalaba el Empire State de Nueva York. Muchos creen que si China ha sido capaz de reponerse al bajón del consumo y seguir creciendo, ese paso está dado.
Si China es capaz de mantener su "crecimiento sostenible", el país irá en esa dirección, apunta Xiaobo, que sin embargo, cree que no será tan rápido como se cree: "Según la previsión de muchos expertos, incluyendo la mía, el PIB de China superaría al americano en el año 2050".
Convertirse en el líder económico mundial no es únicamente una cuestión de números. Para este analista, "lo que más le falta a China es la mentalidad. Si una persona está acostumbrada a la pobreza y de repente se vuelve rico, se sentiría un tanto perdido. Lo mismo pasa con China y los chinos, que necesitan adaptarse a un nuevo contexto de ascenso nacional".
España y China
La relación entre China y España no es todavía destacable pero cada vez es más importante. Hay dos grupos de empresas chinas interesados en nuestro país: los pequeños comerciantes (provenientes de la provincia de Wenzhou, de donde provienen la mayoría de inmigrantes chinos ) y manufacturadores de productos baratos (bolsos, ropas...); y, por otra parte, las grandes empresas de tecnología, como Huawei Tecnologies.
ZARA empieza a ser conocida y preferida por los consumidores chinosY el proceso también es inverso: "ZARA empieza a ser conocida y preferida por los consumidores chinos. También el fútbol español tiene muchos fans en China: son capaces de seguir los partidos a las 2 de la mañana", explica Xiaobo. No en vano, hace meses el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, pidió que se estudiara la posibilidad de emitir partidos de la Liga a las tres de la tarde para atender a la millonaria audiencia asiática.
De momento, las 371 empresas españolas presentes en el gigante asiático copan únicamente el 0,48% de su inmenso mercado. Entre ellas están BBVA, Telefónica, Alsa, Nutrexpa, La Caixa, FCC y muchas más.
Uno de los mayores contaminantes
En su carrera por el progreso económico, China, hasta ahora, no ha tenido reparos en empeñar su medioambiente y convertirse en uno de los mayores contaminantes del mundo. "China está pagando mucho por el enorme deterioro medioambiental", explica, "todos los años los pekineses tienen que sufrir el ataque de las tormentas de arena, mucha gente vive con carencia de agua limpia y en muchas ciudades caen lluvias ácidas". Sin embargo, para Xiaobo existe una conciencia política sobre el asunto como demostraría la oferta de China ante la pasada Cumbre de Copenhague, que finalmente quedó sin acuerdo.
"En realidad, lo que más se necesita es cambiar el estilo de vida de los chinos y despertar su conciencia sobre este asunto", explica Xiaobo.

No hay comentarios: